miércoles, 9 de noviembre de 2016

¡Qué bonito es ser un maestro ...

... y que todo el mundo te admire! ¡Qué hermoso es que todos te sigan y se dirijan a ti llamándote sensei! ¡Que espléndido es saber más que nadie y que tu palabra sea ley! ¡Qué maravilloso es tener la última palabra sobre lo que está bien y lo que está mal! ¡Qué bien sienta ser mejor que los demás!