viernes, 2 de diciembre de 2016

Más sobre la enseñanza

Vista la repercusión que ha tenido la entrada anterior, y aprovechando el anuncio del kagami biraki de la FEJ, que ha visto la luz hace poco, os escribo una breve entrada sobre las fases del aprendizaje que me llevan haciendo reflexionar desde hace unas semanas.

La verdad es que esta entrada es relativamente fácil, ya que sólo tengo pensado hacer una traducción  parcial del texto original al que podéis acceder desde aquí (allí también podréis ver la caligrafía a la que se hace referencia).

Para este año el tema será "Los cinco pasos para el aprendizaje del budô". La caligrafía debe leerse en horizontal. Chin Moku, Silencio. No sólo estar callado, sino hacer espacio en la propia mente. Shi-Chô, Atención. Mirar, observar, escuchar. Ki-Oku, Memorizar. Aprenderse los movimientos de memoria. Jisshi, Aplicación. Ejecutar los movimientos una y otra vez. Oshie, enseñar. Dedicarse a llevar al principiante por el mismo camino. Lo que resulta interesante en esta lista confuciana, es el silencio requerido desde la fase de principiante. No sólo no hablar, sino mantener a raya lo que uno ya sabe, o cree que sabe. Acercarse al estudio con un espíritu vacío. Otra cosa interesante es memorizar antes de practicar, y no practicar para memorizar. La práctica de movimientos no memorizados lleva a errores persistentes.
Entiendo que esta lista es válida como aproximación a cualquier budô, e imagino que también para otras muchas cosas. Tenéis en el blog muchas entradas con conceptos relacionados con los que se citan en el texto, así que el que quiera ampliar conocimientos solo tiene que hacer una simple búsqueda.
Nada más por el momento.

8 comentarios:

  1. Impresiona lo sencillo que es pero, al mismo tiempo lo tremendamente difícil que resulta.
    Recuerdo las palabrad de mi sensei y mis intentos por seguirlas. Quizá algún día...

    ResponderEliminar
  2. Pero también resulta difícil memorizar sin haber practicado, es decir, que habitualmente consigues memorizar después de practicar muchas veces ....interesante punto a reflexionar...gracias Fernando !!

    ResponderEliminar
  3. João Tinoco4/12/16 13:14

    Estoy de acuerdo con Isabel. Incluso, pienso que muchas veces nos otros, los occidentales, creemos que logramos dominar lo que entendemos racionalmente, lo que me parece una trampa. Todos tenemos la experiencia de escuchar a una explicación de, por ejemplo, un movimiento de Aikido, entenderla de facto y, sin embargo, no lograr reproducirlo. Quizás el aprendizaje sea un proceso en que cuerpo y mente verdaderamente trabajan en conjunto.

    ResponderEliminar
  4. Es interesante lo que indicas de que los occidentales nos centramos mucho en la racionalidad y que podría ser una trampa para nosotros dentro de esta filosofía oriental. Últimamente esto que he encontrado sobre el concepto de "haragei" me hace pensar mas en ello: "En Japón la idea de Haragei es muy compleja. Alguien que tiene haragei(literalmente “sentir con el vientre”) debería ser capaz de percibir cambios a su alrededor, muy sutiles.

    La típica escena del maestro de artes marciales que intuye un ataque no es más que la aplicación del haragei.
    Al estar el cuerpo y la mente en calma, la extrema sensibilidad del vientre nos avisaría de cualquier cambio en nuestro entorno"

    ResponderEliminar
  5. Verdad Isabel. He lido algo como lo que dices en un livro de K. G. Durkheim que se llama, precisamente, "Hara, centro vital del hombre". Tu comentario me ha dado ganas de hojearlo de nuevo... Me parece todavia que hablas de un nivel mucho más adelantado. Si ya dominamos al haragei, no tenemos com que preocuparnos mucho con el método de aprendizaje :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante lo del libro que indicas ..le echaré un ojo yo también , gracias!! Como somos occidentales siempre se puede encontrar un intento de explicación científica a esto , así que dejó este artículo por si interesa : http://bitnavegante.blogspot.com.es/2010/02/el-segundo-cerebro.html?m=1

      Eliminar
    2. Muchas gracias Isabel! Por supuesto le daré una mirada.

      Eliminar
  6. Exacto Joao, lo que indicas de entenderla de facto, pero ser incapaz de reproducirla, me ocurre muy a menudo, y me enfado conmigo mismo por patoso.

    Gracias Fernando por esta entrada!

    ResponderEliminar

Si piensas que tienes algo que decir al respecto no dudes en usar los comentarios. Tu opinión, siempre que sea respetuosa, es bienvenida.