lunes, 18 de enero de 2016

Interés por el desinterés

Para celebrar la visita 40.000 haré algo tan especial como publicar una entrada. Imagino que en breve haremos algún concurso ligado otra iniciativa del grupo, pero de momento no puedo daros más datos. Bueno, sin más dilación pasemos al tema.
Hace unos meses leí una noticia que me llamó la atención, más que por el contenido, por la forma de aplicar google trends al tema del interés sobre aikido (medido en número de  búsquedas). Tengo que reconocer que pese a que parece que presenta un panorama futuro desolador, no despertó más interés que el poder jugar un rato con una herramienta de la que ya había oído hablar por temas de trabajo.
No obstante, pasado un tiempo, he vuelto a ver este mismo tema reproducido en otros ámbitos marciales. Esto, unido a mi pasión por las series temporales y a la corriente de desinterés que me comunican varios amigos, hace que me decida a poneros cuatro gráficas que pueden ilustrar como cada vez la gente busca menos sobre artes marciales en general y sobre el aikido en particular.
A nivel mundial son patentes las diferencias que existen entre las dos artes marciales más conocidas tradicionalmente y nuestro queridos aikido y jodo (linea verde que podéis ver superpuesta al eje de abscisas). En todas las series se ve una ligera tendencia descendente, menos marcada en el karatedo.
A nivel español, aunque las diferencias entre las diferentes disciplinas es menor, se reproduce lo que he descrito con anterioridad.

En lo referente a la procedencia de las búsquedas en nuestro país, a mi personalmente me llama la atención que exista poca variabilidad en el número de búsquedas independientemente de la población que hay detrás (para intentar ilustrar lo que digo sólo tenéis que comparar las búsquedas que genera la Comunidad de Madrid -máximo- y Navarra y pensar en los habitantes que tienen estas dos comunidades).



En las dos tablas siguientes podéis ver los términos que la gente utiliza para buscar sobre aikido y las búsquedas relacionadas que están en aumento.

Bueno, estos son los fríos datos pero, ¿tiene esto algún reflejo en nuestro día a día? Cierto es que, como mencionaba con anterioridad, que muchos compañeros me comentan que cada vez entra menos gente nueva en los grupos. Este comportamiento lo compruebo diariamente y no sólo es que cada vez venga menos gente nueva, es que  incluso viene menos gente a preguntar por la actividad.
Ahora bien, la verdad es que no sé si me preocupa mucho este tema. Es obvio que cierto grado de pesadumbre hay en el ambiente, pero también es cierto que el aikido, el jodo, el shodo y tantas otras cosas no son para todo mundo. Entiendo perfectamente que en el tiempo que nos toca vivir, donde todo tiene que ser novedoso, chispeante, y agradar a todo el mundo, no triunfen actividades que requieren cierto grado de compromiso y muchas dosis de esfuerzo para obtener unos resultados de escasa "utilidad" para la vida moderna. Esta es la razón por la que me atrevo a afirmar que el aikido (y el resto de actividades que desarrollamos) jamás van a ser mayoritarias y jamás va a haber mucha más demanda de la que ya existe.
Bueno, hasta aquí va bien por el momento, ya sabéis que tenéis la oportunidad de enriquecer la entrada poniendo vuestros pareceres en los comentarios.

2 comentarios:

  1. Una pena, ya que en mi opinion esto pasa porque la mayoria de la gente no conoce el gran potencial que tiene el aikido, el Jôdô y el Shodô para la vida moderna ...muchas de las teorías del tan de moda y conocido "coaching" tienen su origen en muchos de los principios del Budo que rigen estas artes marciales.

    ResponderEliminar
  2. El Aikido y demás artes que comentas jamás han sido mayoritarias y, dados los tiempos que nos han tocado vivir donde prima la rapidez y superficialidad, bastante bien vamos.
    Todo ello a pesar de que coincido plenamente con el comentario de Isabel y, además, veo que el Aikido es aplicable a nuestro día a día, y por supuesto no me refiero al hecho de ir retorciendo articulaciones por ahí, sino a su esencia y doctrina. Quizá por ello, insisto, estamos como estamos y, por ello, yo me pregunto...¿Qué queremos..calidad o cantidad?...

    ResponderEliminar

Si piensas que tienes algo que decir al respecto no dudes en usar los comentarios. Tu opinión, siempre que sea respetuosa, es bienvenida.