miércoles, 23 de septiembre de 2015

Es bueno no saber

Una de las cosas que más me gustó de estas vacaciones fue practicar aikido en el país donde se originó. Me gustó por muchas razones, pero una de las más importantes fue entrenar donde no te conocen y notar de nuevo la sensación de una práctica no influida por lo que la gente espera o sabe de ti. Quizás ahora que empieza el curso sea buen momento para tratar de un concepto muy relacionado con esto que digo y del que se habla mucho pero que resulta difícil de poner en práctica.