lunes, 10 de noviembre de 2014

Tres lustros después

Como alguno de vosotros adivinó, el evento del viernes pasado era para celebrar que hace ya 15 años que vengo enseñando, con mayor o menor fortuna, lo poco que sé de aikido. Muchas cosas me han ocurrido durante este tiempo y si tuviera que destacar alguna me decantaría por dos: la gente que he tenido el placer de conocer (muchos de los cuales cuento entre mis mejores amigos) y el apoyo de personas que me animaron a empezar y a continuar en este camino.