jueves, 20 de septiembre de 2007

Fluya

Articulo escrito por Miguel Ángel Samper.

Curiosamente encontré un concepto de "fluir" en un mundo radicalmente contrario al Aikido. No obstante, este concepto es muy similar y da unos consejos que pueden sernos de utilidad.

Debido a mi trabajo de vez en cuando me veo obligado a leer de todo – para traducirlo, más que nada – y no suele ser del todo interesante. Esta semana pasada cayó en mis manos una traducción que tenía que hacer de un tema en el que sé menos aún que sobre el Aikido: el karting. Nunca he corrido en karts ni soy un amante de la conducción. Si veo la F1 últimamente – lo que me ha sido de gran utilidad, por cierto – es por mi mujer, pero no porque sea un aficionado a la F1.

Bueno,  a lo que íbamos, empecé a traducirlo y vi que es competir por competir, sin un objetivo mayor que el de superar al que tienes delante o mejorar tus técnicas para superarte a ti mismo. Hasta ahí, nada que ver con el Aikido. Pero de repente llegué a un capítulo que se titulaba “Fluya”. El concepto es muy similar al de Aikido (el que nos explica Fernando, no el que consigo), lo que me sorprendió, ya que, como he dicho no tiene nada que ver con nuestra práctica. Al final de dicho episodio daba un consejo sobre cómo conseguir que “fluyamos más”. Cito textualmente (que para eso lo he traducido yo, qué córcholis):

 “Me pregunto si algún lunes por la mañana ha sentido un zumbido después de un fin de semana de carreras y le encantaría hacer algo que estuviera relacionado con ellas. Algunos conductores desmontan totalmente sus equipos y los vuelven a montar o se pasan mucho tiempo analizando datos. Éstos le dirán que son operaciones necesarias para ser más competitivo, pero fueran sinceros le dirían que lo hacen porque se sienten frustrados porque no pueden volver al circuito, así que hacen algo que les haga sentirse “cerca” del mismo.”

Hasta ahí, dije “cierto”. Muchas veces hemos comentado después de un curso de fin de semana, que cuando llega el Lunes la clase te sabe a poco, incluso te vas fastidiado. Continuó diciendo algo así:

 “La mejor manera (se refiere a entrenar fuera del circuito, evitar esa frustración y poder fluir) es simplemente imaginarse que está conduciendo en su circuito favorito. Imagínelo todo, incluso los sonidos, los olores de la carrera e imagínese Vd. mismo con el cronómetro. Vea lo cerca que se puede quedar de sus mejores marcas y repítalas hasta que pueda mejorarlas significativamente.”

Es posible que sea una chorrada pero, ¿podríamos hacer algo así con el Aikido? Todos hemos visto videos de grandes maestros, vemos a nuestro profesor repetir las técnicas constantemente y las puntualizaciones que nos hace sobre nuestra práctica. ¿No podríamos por un momento, cuando no estamos en el tatami, imaginar cómo nos gustaría hacerlo?, ¿puede haber alguna clase de relación entre esa realización mental y lo que poco a poco vayamos haciendo?
Lo dejo abierto para el debate.

5 comentarios:

  1. Vayamos por partes.
    1º Buena aportación, me alegra que la gente se vaya animando a aportar cosas.

    2º Sobre la realización mental y la material. Personalmente pienso que soy un obseso. Intentaré explicarme. Me paso el día casi completo pensando en aikido, imagino las situaciones más diversas, cosas que me salen bien, cosas que me salen regular, qué posibilidades hay ante tal situación o ante tal otra. En definitiva gran parte de mi tiempo mental está ocupado con estas divagaciones. Pero un factor común que tienen todas estas imágenes mentales es que siempre las comparo con la que tengo de la realización "perfecta" (si es que existe), hay que aclarar que en ellas normalmente no aparezco de tori. Ayer hablamos de lo importante que es la visualización en aikido. Parte de esa visualización consiste en tener presente nuestra referencia e intentar acercar nuestra realización material a esta realización ideal.

    3º Es cierto que la sensación de volver a la rutina después de un curso suele ser demoledora. Sin ir más lejos, tras la excepcional clase del lunes, volver a practicar el martes se me hizo muy cuesta arriba. Personalmente cuando veo a esos "peazo" de Maestros que tenemos la oportunidad de conocer y al día siguiente tengo que plantear una clase se me cae la cara de vergüenza. Pero bueno, todos tenemos que trabajar más.

    4º [Nota al margen] Voy a escribir algo sobre como hacer las colaboraciones para evitar algunos problemas de formato que surgen.

    Nada más de momento.
    Abrazos varios
    Fernando

    ResponderEliminar
  2. Mi primer contacto con las tecnicas de visualización fue de pequeño, cuando estaba en un equipo de atletismo, principalmente para el salto de longitud y el lanzamiento de pesa y disco, supongo que era lo que requeria potencia junto con tecnica. La verdad, no veia interes en visualizar la velocidad.
    Tambien he utilizado la visualizacion en artes marciales, para los pumse de taekwondo y las kata de karate, aunque eso no evitaba que me siguiesen pareciendo un aburrimiento. Aqui tambien, visualizar para combate no le veia el menor sentido, demasiadas variables.

    A mi entender, la visualizacion se puede utilizar en dos momentos distintos con diferentes objetivos:
    1º. El mas tipico, visualizar justo antes de hacer algo, por ejemplo un kata. Aqui se puede utilizar con varios objetivos:
    a. Para refrescar la memoria sobre los movimientos generales, no sea que nos quedemos parados en blanco a mitad...
    b. para hilar fino en los pequeños detalles, buscando el movimiento perfecto en la cabeza, luego en la practica a cada uno el cuerpo le obedece mas o menos, pero si no se tiene claro lo que hay que hacer pues apaga y vamonos!
    2º. En cualquier otro momento.
    a. Para retener mejor, es como estudiar, para fijar algo en la memoria se debe repetir la lectura a determinados intervalos (a corto, medio, largo). Bien, entonces la visualizacion nos ayuda a retener, es como practicar en tu cabeza, aunque estes tu solo puedes meter en tus practicas virtuales 1, 2, 3... jugadores, sobre todo si paramos en agosto el entrenamiento, si hay algunas tecnicas que no se ven mucho en clase... Bueno para esto tambien sirve verse unos DVDs, aunque no se si es exactamente lo mismo, creo que son mejor para el apartado 1b.
    b. Para, como dice Fernando, crear nuevos escenarios que incluso no has practicado nunca en la realidad. Para esto no solo hay que tener ya un cierto nivel sino ademas bastante imaginacion. Yo esto solo lo he experimentado con un juego, el tetris, hubo una epoca que me montaba unas partidas de gratis en mi cabeza!! (ya hace un puñao de años, vamos que era en maquina de 25pts la partida, leches, parezco un abuelo contando batallitas!), la verdad es que cogi un nivel bastante alto, aunque al final resultaba molesto, no me podia concentrar en otra cosa, me costaba un huevo dormirme... Hola, me llamo Nacho y soy tetrisdependiente, que mal rollo.

    Resumiendo, creo que es practico, como deberes para casa (optativo, eh, sin agobiar, que yo vengo aqui a desestresarme y pasarmelo bien!), visualizar el tipo 2a para los que empezamos, el 2b para los que ya tienen un nivel rozando el limite alto de la clase. El 1, a y b, parece dificil incluirlo en unas clase, quizá unos 30 segundos de visualizacion en seiza entre la demostracion del profe (sensei) y la aplicacion del alumno? No sé, no lo veo claro pero por probar que no quede...
    Nacho

    ResponderEliminar
  3. La visualización es una técnica de contrastada efectividad en muchísimos campos, y el Aikido puede ser perfectamente uno de ellos.Sin embargo, y a la hora de la práctica, no olvidemos el nombre de nuestro grupo, nombre que, a mi modo de ver debe presidirla.
    Chao.
    Tomás

    ResponderEliminar
  4. ¿Quieres decir que la visualización la emplearías como una técnica de apoyo para fuera del tatami, es decir, para algo así como "deberes de casa"?

    ResponderEliminar

Si piensas que tienes algo que decir al respecto no dudes en usar los comentarios. Tu opinión, siempre que sea respetuosa, es bienvenida.