lunes, 8 de junio de 2009

Crónica del pasado curso de mayo

Escrito por Tomás Manuel Escamilla Pérez
Los pasados días 9 y 10 de mayo asistimos al curso magistralmente impartido por Rafael Regaño en Valencia ... 
Huelgan las palabras para expresar el altísimo y cordial grado de afabilidad vivido durante el mismo, así como la sencillez con la que Rafa nos acercó, de nuevo, a ese mundo tan insondable como gratificante que es el Aikido.
Un curso que no sólo sirve, y mucho, para pulir y perfeccionar determinadas técnicas, sino también para hermanarnos a todos los que lo practicamos. Y es que es un momento de reunión y reencuentro, a veces con gente de tu propia ciudad pero que habitualmente practica en otros grupos, y con compañeros de Madrid y otras comunidades, lo que no hace sino acrecentar el interés y la ilusión por continuar y avanzar en la práctica de éste noble arte.
Por ello nada más que bondades pueden argumentarse de eventos como estos en general y de éste en particular, y sobran calificativos para tratar de definir la relación de Rafa con el Aikido, sus movimientos y filosofía, su modo de transmitirnoslo y su afán por engancharnos a todos aún más en el compromiso y práctica diaria . Unas jornadas, en definitiva, que nos dejaron con sabor a poco y con ganas de repetir tan pronto como sea posible, una “delicatessen” marcial vaya.
Para que podáis intuir el ambiente que se vivió en este enlace se muestran algunas fotos de este evento.


4 comentarios:

  1. Aunque fuimos pocos para los que nos solemos juntar en los cursos de Rafa en Valencia, destaco, como Tomás, el buen ambiente que se vivió y lo que se volcó Rafa con nosotros. A mi me encantó personalmente la clase del sábado por la tarde. Fuimos pocos, pero se practicó mucho en un sitio tranquilo e íntimo. Parecía mentira que estuvieramos en la Fuente de San Luis, nada que ver con nuestro querido gimnasio de patraix.
    Se acerca el curso de Jean Claude, esperemos revivir las mismas sensaciones, excepto la de la falta de gente (claro está).
    Un abrazo a todos.
    Fer

    ResponderEliminar
  2. Que fuerte, que fuerte, esperasteis a hacer las fotos el domingo por la mañana justo cuando yo no estaba que estaba en una comunión y no pude ir,(jeje) pero si es verdad que hubo muy buen ambiente el sábado y supongo que el domingo también como ya dije me lo pasé genial y fue una experiencia inolvidable, i me sentí muy apoyada por todos.
    Espero salir en las del próximo curso que se supone que estaremos todos. Un saludo.
    maria

    ResponderEliminar
  3. Pues la verdad es que caimos el domingo en que no habíamos hecho fotos.
    Si quieres te podemos pegar en alguna con fotoshop
    Ya lo remediaremos en este.
    Un abrazo
    Fer

    ResponderEliminar
  4. Rafa insistió que el aikido es un trabajo de día a día. El ambiente que se vivió en el tatami (y fuera de él) fue genial, como siempre y como suele ser habitual también entre nosotros.
    Quizás deberíamos mentalizarnos todos que ciertos cursos (y más los pocos que organizamos nosotros) son fundamentales para enriquecernos de la experiencia de otros practicantes con los que no podemos tener el gusto de trabajar a diario.
    Finalmente, pero no menos importante, destacar que la asistencia masiva a estos cursos arropa a los que han venido de fuera y gratifica a los que se han preocupado por organizarlo.
    Miguel Ángel Samper

    ResponderEliminar

Si piensas que tienes algo que decir al respecto no dudes en usar los comentarios. Tu opinión, siempre que sea respetuosa, es bienvenida.